trastocado

FUERA DE FOCO EL ORDEN SE SUBVIERTE. PERTURBAR LOS SENTIDOS/INVERTIR LAS PIEZAS/REVOLVER LOS IMAGINARIOS/AGRIETAR LAS REFLEXIONES.

7.12.06

Audio elaborado por el gremio docente ATEN
para el debate de la nueva Ley de Educación Nacional


Disturbios. Cuando el des-orden es la consigna

ATENtos maestros
“No el hecho de participar en la vida de un sindicato
significa tener una política de oposición al modelo”
El sindicato docente neuquino ATEN tiene una larga trayectoria de lucha política y salarial. Sus enfrentamientos con el único partido que ha gobernado la provincia lo han convertido en la oposición más férrea y sostenida en el tiempo. Gustavo Aguirre, recientemente electo Secretario General de la Seccional Capital, habla acerca de las reivindicaciones de hoy y siempre, el rechazo a la Ley Federal de Educación y el análisis de la nueva Ley de Educación Nacional que aprobó el Congreso por mayoría.
¿Cómo definis el orden en el que te encontras como parte de una organización sindical?
Definir el poder del estado en los términos capitalistas en los que está organizado, donde la concentración de riqueza juega un papel muy importante. Los sectores más ricos concentran más plata que en el proceso del menemismo. En esta lógica de una pantalla, una imagen de progresismo y demás a través de algunos temas que tienen fuerte raigambre social como derechos humanos y demás, esconde una política que continúa con un modelo de acumulación de riqueza, en el cual al momento de distribuir esa riqueza que genera el estado no se tiene en cuenta a los trabajadores.
¿Y el orden provincial?
Es un modelo de gobierno de carácter feudal, totalmente concentrado a la que distintas corrientes políticas no han podido hacer mella. Ha jugado a fraccionar cada vez que hubo una tendencia o partido que intentó hacerle oposición. En términos históricos los sindicatos hemos sido, en los últimos 20 años, la única resistencia permanente que ha tenido el gobierno. A través de nuestras reivindicaciones no sólo económicas, sino también de carácter político. Nosotros, como sindicato, nos pusimos enfrente a la aplicación de la Ley Federal de Educación, esto no tenía que ver con una cuestión de aumento salarial. Sino, por la lectura política de lo que significaba la aplicación de la ley, que era la fragmentación del sistema y el ingreso al mercado de la educación como aumentar el porcentaje de privatización de la escuela. Todos los errores que diez años después, el mismo Filmus que participó de la aplicación, el mismo Kirchner que la aplicó en su provincia dicen que fue terrible la Ley Federal. En Neuquén, se enfrentó desde el sindicato, con una acción que tuvo un carácter político. Se hizo contacto con sectores estudiantiles, con sectores de la comunidad y en esa resistencia política se generaron las condiciones para que no se aplicara al menos la estructura de la ley. Luego, con el proceso de la concentración y quién tiene la propiedad de las editoriales, tuvimos los libros de Polimodal, EGB, y demás. Al haber frenado la estructura nos permitió sostener la escuela técnica, que quedó a la vanguardia, frente al retroceso en el país.

¿Por qué crees que el sindicato se erige como una oposición tan fuerte al gobierno provincial, incluso, batallando mucho más que los partidos de la oposición?
No han tenido una vocación de poder y han jugado mezquinamente haber quien sacaba un carguito minoritario. En muchos casos intervino el partido provincial a la interna de los partidos de la oposición para fragmentarlos. En realidad, los trabajadores de la educación tenemos una cuestión clara defendiendo nuestro salario, defendiendo la educación pública, somos una oposición objetiva al programa de gobierno provincial, pero probablemente somos una oposición objetiva a un gobierno nacional del PJ. Cuando nos opusimos a la Ley Federal de Educación nos opusimos al modelo menemista que votaron todos los diputados de la Nación. De esta construcción y de esta aplicación no todo el sindicalismo estuvo en contra. De hecho la conducción nacional de Ctera acompañó la Ley Federal, planteando alternativas como trabajar en los resquicios de la ley o lo bueno que era el artículo 61 que planteaba el 6% del PBI para educación. Esto fue escrito en el ´93, ahora en el 2006, el gobierno nacional 17 años después pone que va aplicar el 6% del PBI con la Ley de Financiamiento para educación. 17 años después de no cumplir una ley dice que va a hacer lo mismo, pero con el agravante que ahora se plantea mentirosamente la universalización de la escuela secundaria. Imposible que alcancen los recursos. Y otra vez esa Ley de Financiamiento la avaló la Ctera.

¿Qué conclusiones elaboraron con respecto a la nueva Ley de Educación Nacional?
Primero le garantiza la educación privada seguir siendo un negocio, porque le autoriza a brindar educación no sólo a la parte confesional sino también a empresas o particulares. Si bien dice que no va a ser un valor intercambiable a nivel internacional la educación para que entren capitales extranjeros por educación, a los capitales locales le garantiza todo. Cualquier particular podría construir, armar una escuela y recibir subsidios. Mientras no le pueda garantizar condiciones de jornada completa, condiciones de elementos didácticos y de infraestructura a los alumnos de la escuela pública. ¿Por qué tiene que financiar a los sectores de élite de la sociedad neuquina? El otro núcleo es que no dice educación laica. La ley 1420 de la generación del ´80 habló de educación laica, cuando se peleaba la constitución de un estado-nacional frente a que la educación fuera una facultad de la iglesia se estableció la educación laica. Nosotros planteamos que el conjunto de los establecimientos que tienen subsidios del 100% tienen que pasar al estado con su personal. Porque estos compañeros que trabajan en escuelas privadas no son para nada enemigos, rivales. Estos compañeros tienen que pasar juntos con las escuelas al estado. Y regirse bajo las mismas condiciones, porque mientras algunos tenemos que ir a concursos, exámenes, ascenso en otros el ingreso es selectivo. El ascenso es selectivo, la permanencia depende de que cumplan determinados parámetros internos. Pero, el sueldo te lo paga el estado. Otras de las cuestiones que plantea la ley es vincular la educación y trabajo. La idea de una salida laboral rápida. La fantasía, como plantea la provincia de Neuquén, con ese proyecto de innovación educativa que con una especialización de dos o tres años el chico de Andacollo va a tener trabajo en turismo. Las fuentes de trabajo no las genera la educación, las fuentes de trabajo las genera la economía. Otra es que se guarda a nivel central todas las decisiones y entonces va a definir los programas y las políticas. Nosotros los trabajadores del interior no vamos a tener ninguna injerencia. Si va a tener injerencia el Ministro de Neuquén o las conducciones nacionales de los sindicatos. Con el 6% de PBI no garantiza que haya escuela para todos porque no dan los números. Si no hay plata para hacer la infraestructura necesaria tampoco el jardín obligatorio de 4 o de 5 va a existir. Menos la secundaria obligatoria. Teóricos como Laura Marrone y Pablo Imen vinieron a dar charlas, documentos que se hicieron desde acá, con todo eso estamos instalando el debate en las escuelas porque en un punto otra vez hay espejitos de colores dando vueltas.

¿Los medios no hablan del tema, o sacan hablando a Filmus?
Ese es un dato, el otro es que hablaron de una gran consulta. En dos días analizar un documento como el que mandaron de muchísimas hojas, con un lenguaje complejo. La interpretación inclusive de que en que marco teórico tal término debe ser interpretado. Las palabras aisladas de contexto pueden dar miles de interpretaciones. Ahora, que la comunidad participara por una encuesta del diario Clarín, que los padres tuvieran espacios para discutir, intentar saber de que se trata. La provincia no facilitó el debate. Te digo más, el documento base, para que llegara a las escuelas en Neuquén lo hizo circular en la ciudad capital el sindicato. Llego el último día a las escuelas. Lo cual es una pseudo- participación. Esto que pasó acá, pasó en todo el país.

¿Cuáles son las reivindicaciones actuales del gremio?
Tienen que ver con el salario. Un trabajador requiere un salario que no puede ser menor a la canasta familiar. Segundo, las condiciones laborales en las que se desarrolla la actividad, no sólo por la infraestructura, sino también por los elementos para la actividad docente. Y por el otro lado, poder tener como trabajador de la educación lo que el estatuto garantiza una formación gratuita y permanente del trabajador. Y no al mercado de los cursos privados que es lo que ha hecho el gobierno provincial en la última década de fomentar el mercado de los cursos particulares. El estado debe crear las condiciones para que en algunas áreas donde faltan profesores, haya una formación desde el estado para esos profesores que le hacen falta al sistema. Desde los establecimientos públicos y no desde el quiosquito del instituto privado. La emisión de títulos que te habilitan para trabajar en el sistema educativo debe estar hecha por el estado. No puede ser delegada a particulares. Estas reivindicaciones que parecen muy extremas en el contexto que nos movemos, son la base fundacional de la Ctera en 1973. Ni siquiera estamos generando ningún planteo revolucionario, en términos de mínimas condiciones de una educación única, controlada y dirigida por el estado, con participación de los trabajadores, con un salario igual a la canasta familiar, laica, cuestiones básicas. Lo que pasa que con la degradación social que hubo, estas cuestiones básicas se ven en algunos momentos un poco lejanas.

6.12.06

(paréntesis) miradas macro desde un sillón micro


Perspectivas acerca del trabajo
El pan nuestro de cada día
Las posturas acerca de la naturaleza del trabajo, en las puertas del siglo XXI, son diversas. Las que mas diferencias guardan entre sí son aquella que sostiene a un nuevo tipo de sociedad-trabajo, y los que prefieren argumentar su existencia desde la visión clásica. El pensamiento transita por vericuetos, mientras los desocupados son cada vez más y esperan.

“Los inútiles para el mundo, que viven en él pero no le pertenecen realmente. Ellos ocupan una posición de supernumerarios, flotan en una especie de tierra de nadie social, no integrados y sin duda inintegrables”. Los supernumerarios de los que habla Castel en La metamorfosis de la cuestión social son aquellos trabajadores que aún formando parte de la masa activa, calificados o con experiencia tienen vedado su “lugar social” de utilidad y reconocimiento. ¿Podemos hablar entonces que estamos viviendo en una sociedad en la que el trabajo ya ha dejado de ser constitutivo del hombre?
Gilles Deleuze, filósofo francés, continúa los pasos de Michel Foucault en su análisis biopolítico y analiza el surgimiento de las sociedades de control. Las sociedades de control en la que nos encontramos inmersos, a diferencia de la sociedad disciplinaria del siglo XIX-XX, “la fábrica es sustituida por la empresa”. En la empresa lo importante es ser fiel a los lemas del éxito, la excelencia, la eficacia y eficiencia. Aquí el salario es por mérito y la formación permanente. La sana competencia es infundida como una actitud esperable de los empleados y que destruye las bases de la organización sindical.
La fase del capitalismo actual está centrada en los productos y no en la producción, en la venta de servicios, en las marcas. El marketing es la nueva maquinaria de control. La subjetividad, en estas sociedades de control, se configura a partir de la codificación del deseo.
“Si pienso el mundo como una constelación de sujetos deseantes, para las estructuras de control no hay escape”, reflexiona Fernando Lizárraga, neuquino, profesor de Historia y Doctor en Ciencias Sociales. Desde su visión “estas consideraciones siguen haciendo hincapié en el individualismo y no en los sujetos-colectivos como clase”.
Para Lizárraga “si cada vez hay más cosas para comprar, entonces no ha desaparecido la producción”. Las fábricas ahora son maquilas. “La cuestión del incremento de los servicios es relativa. Si en Mc Donald me preparan una hamburguesa, eso es producción, pero comercialmente se considera que presta un servicio. De todas formas, hubo que preparar la hamburguesa, las papas. Es una división mentirosa que intenta ocultar la plena existencia del trabajo y de la exploiación”.
La corriente heredera de Foucault entiende que está ya ha dejado de ser una sociedad donde los cuerpos son encerrados, disciplinados y vigilados. Los cuerpos son estilizados para aparentar y mostrarse. El trabajo, tal y como lo entendía el capitalismo industrial burgués, ha desaparecido. En las antípodas, los enfoques de tónica marxista, siguen pregonando por un trabajo como esencia humana. Trabajo desalienado y que tienda a la autorrealización. “El trabajo ha mutado, pero no ha desaparecido. Las nuevas miradas intentan focalizar en el consumo y en la imagen para esconder lo que no pueden. La teoría del valor-trabajo aún no puede ser refutada", sentencia Lizárraga.
La foto que acompaña el texto pertenece al artista fotográfico madrileño Chema Madoz.

5.12.06

SOLILOQUIO DE


la mala educación
Iba la mala educación, harta de llenar vacíos, hasta que se topó con lo peor de sí misma.
Hubo una vez una materia que se llamó Relaciones Humanas. La asignatura era dictada en una escuela secundaria técnica de esas que hay por aquí.
Una de las primeras clases los chicos tuvieron que realizar un práctico que consistía en hacer una serie de encuestas sobre la visión del trabajo en la comunidad escolar. La encuesta tenía siete preguntas descaradas y ociosas:

1. Si mañana gana mucho dinero en la lotería, ¿continuaría haciendo su trabajo?, ¿Otro trabajo?, ¿Ninguno?
2. Si pudiera elegir (nuevamente) su profesión u ocupación, ¿Qué tipo de trabajo realizaría?, ¿manual?, ¿intelectual?, ¿cualquiera de los dos?
3. ¿Qué elemento determina la elección de una profesión o un trabajo?, ¿la satisfacción?, ¿la vocación?, ¿el reconocimiento social?, ¿el salario o ingreso?, ¿otros?
4. ¿Qué tipo de trabajo debe ser mejor retribuido?, ¿trabajo rural?, ¿trabajo industrial?, ¿trabajo en el comercio?, ¿la docencia?, ¿otros?
5. Quiénes tienen mayor fortuna económica lo deben a que: ¿trabajan mucho?, ¿estudiaron mucho?, ¿tienen suerte?, ¿recibieron herencias?, ¿otros trabajan para ellos?, ¿otros?
6. Si alguien elige no trabajar es un ¿vago?, ¿irresponsable?, ¿piola?, ¿rico?, ¿ignorante?
7. El prestigio social de una persona se debe a: ¿el trabajo que desempeña?, ¿la riqueza que posee?, ¿sus conocimientos?, ¿su contribución al bienestar general?, ¿otros?

Los alumnos entregaron las encuestas inventadas, porqué quién iba a ir por ahí preguntando si sacarte la lotería te resolvía la vida. Si está visto que el trabajo manual es de burro y el intelectual de los que se suben arriba del burro y piensan por él. Si cuando elijo una profesión quiero vocación sin mendigar y la satisfacción del reconocimiento. Si todos los trabajos deben ser el mejor retribuido. Si los que trabajan mucho y estudiaron mucho no tienen ni la suerte de recibir herencia. Los que tienen gente que trabaja para ellos si reciben herencias, tienen suerte, capaz que ni estudiaron, y para que van a trabajar. Si el que no elige trabajar no es un ignorante, los irresponsables trabajan, el piola vago se toma una birra y el rico trabaja mandando. Si el prestigio es fama y éxito, la riqueza te colabora. El conocimiento academicista otorga prestigio científico y el bienestar general es una proclama bien intencionada.
La profesora dijo “muy bueno chicos” a la hora de leer las conclusiones del práctico y todos pensaron que iba a ser fácil aprobar la materia. La mala educación se fue con la satisfacción del trabajo cumplido.

22.6.06

Disturbios. Cuando el des-orden es la consigna


Ser joven y ser kona
La cosmovisión mapuche en el pupitre del conocimiento occidental
La interculturalidad al poder. Lefxaru Nawel estudia derecho en la Universidad Nacional del Comahue en la frontera entre una realidad propia y una impuesta. La educación pública como resabio de la opresión colonizadora y como potencial zona de encuentro.

Nos encontramos en la sede central de la universidad aun no democratizada, pero con ganas de serlo. ¿Está tomado? Sí dice una de las puertas del hall que ahuyenta cualquier espíritu autoconvocado que esté dando vueltas. Las paredes expulsan a los autoproclamados y sus aliados ¡Democraticemos como Videla! Firma Unión Comahue/ Reyes no existís. Papá Noel. Hay tiempo también para camorrear a la comunidad universitaria y medios de comunicación autocensurados ¡Viva la toma! Barrio Huiliches.
Aquí estamos en medio de la agitación estudiantil, entre corridas, carteleras y preparativos de actividades. Lef llega a las corridas excusándose.

Empezamos a hablar del orden y de su caracterización. Una realidad que sojuzga, la otra que se vive como propia y una que está por nacer. “En la nueva realidad nadie somete a nadie, para eso es necesaria la interculturalidad que implica transformar desde los más pequeño a lo más grande”, afirma Lef. “Nosotros reivindicamos la diferencia que en esta sociedad tiene una connotación negativa”.
Esa diferencia en el capitalismo global conlleva una definición: multiculturalidad. Este nuevo término es en apariencia equivalente a la interculturalidad y disímil en cuanto a su contenido. “Es una falsa inclusión, asimilar, eliminar la diversidad”. En el terreno de la educación el camino se vuelve más pedregoso. Son muchos los obstáculos a superar, cuando según Lef “nos crían tuertos”.
“Desde la historia a la biología todo es distinto- explica el kona- en historia te enseñan que el pueblo mapuches no existe más en Neuquén y en biología nos dicen que las piedras no tienen vida”.
Lef forma parte de la agrupación AUKIN que milita en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de General Roca. La idea fue crear un espacio para difundir la interculturalidad en la universidad. La organización está integrada por jóvenes mapuches y no. Para Lef lo más complicado es obtener este lugar que reclaman desde la universidad como institución, desde su conducción por una clara falta de voluntad política de hacerlo. Hoy, en plena efervescencia de la Casa de Altos Estudios, se abre un nuevo momento de debate.
Si bien la orgánica de AUKIN aún no ha tomado posición pública con respecto a la demanda de democratización, si lo ha hecho la Confederación de Organizaciones Mapuches (que se incluye dentro de la Coordinadora) en la multisectorial que ha convocado la Federación Universitaria del Comahue (FUC). La lectura que hace la coordinadora tiene dos puntos bases. El primero es considerar a la lucha de los estudiantes como legítima y están dispuestos a apoyarla. Por otro lado, entiende al cambio como un avance. “Que los estudiantes, que son los que le dan vida a la universidad, tengan mayor poder de decisión es muy bueno porque son uno de los sectores más tolerantes y abiertos a las modificaciones”, apunta Lef. Contrataca y levanta su bandera, “Nosotros queremos una universidad democratizada e intercultural en todos sus ámbitos”.
Esa misma universidad fue en la que se discutió la Plenaria por los Derechos Excluidos que encauzó lo que el pueblo mapuche evalúa como una “victoria jurídica y política”: la reforma de la Carta Magna de la provincia de Neuquén con la inclusión del derecho mapuche.
La Convención Constituyente comenzó a funcionar el 16 de diciembre del 2005. Los representantes de los distintos bloques, represión policial de por medio, firman el 9 de febrero del 2006 la preexistencia del pueblo. El capítulo está incluido en el apartado de Declaraciones, Deberes, Derechos y Garantías:
*“La Provincia reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas neuquinos como parte inescindible de la identidad e idiosincrasia provincial. Garantiza el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural".
*"La Provincia reconocerá la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan, y regulará la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable, ni transmisible, ni susceptible de gravámenes o embargos. Asegurará su participación en la gestión de sus recursos naturales y demás intereses que los afecten, y promoverá acciones positivas a su favor".

La organización es lo que permitió esta avanzada. El trabajo ahora es el de efectivizar cada una de estas palabras y sus implicancias. Ya hay proyectos en marcha como el lanzamiento hacia fin de año del Movimiento Político Intercultural. El Parlamento Mapuche desconoce la partidocracia y resuelve organizarse de otra manera en alianza con los sectores postergados. Está en marcha también el Registro Civil Mapuche articulado con el Estado.
En el Registro Civil del Estado Argentino Lefxaru Nawel figura como Lautaro Nahuel. En la estructura de etapas biológicas Lef es un joven, para su comunidad (Lof) es un kona. “El significado del kona ha variado. Antes de la conquista era libre, era el joven que colaboraba a mantener el orden, después de la invasión se transformó en el soldado. Hoy nos reivindicamos como jóvenes guerreros”. Así se inicia el ejercicio cotidiano de la lucha sobre todo en el plano ideológico.

14.6.06

(paréntesis) miradas macro desde un sillón micro

Ecos de la reforma universitaria de 1918 en el 2006
Cuando los jóvenes vienen marchando
La historiografía argentina clásica narra la insurrección estudiantil universitaria en el primer gobierno yrigoyenista haciendo hincapié en que aquel proceso representó un logro de las clases medias en ascenso. Apenas se menciona la importancia del Manifiesto Liminar y de Deodoro Roca en el núcleo de ideas de la primera etapa del pensamiento marxista latinoamericano. ¿Cómo narran actualmente los historiadores los debates acerca de la democratización en la universidad?

“Los dolores que quedan son las libertades que faltan”.
La primera etapa del gobierno radical (1916-1922) implicó la consolidación del régimen en los espacios políticos, sociales y económicos. Todo lo que antes había pertenecido a la oligarquía terrateniente debía ser controlado por quienes se autoproclamaban defensores de la constitución y la democracia. Los sectores medios se establecieron como clase a partir de la creciente urbanización y el trabajo en el sector terciario. En este contexto es en el cual la historiografía tradicional ubica la reforma universitaria.
Hacia 1918 había solo tres Casas de Altos Estudios: la Universidad Nacional de Córdoba (1613), la Universidad Nacional de Buenos Aires (1821) y la Universidad Nacional de La Plata (1905). En 1889 se había creado la Universidad Provincial de Santa Fé que en 1919 pasará a ser la Universidad Nacional del Litoral. La Universidad de Tucumán que se nacionalizó en 1921. Córdoba había sido forjada sobre una fuerte estructura clerical y conservadora. La UBA era el modelo a seguir en todo el país. La Plata y lo que después será la Universidad Nacional de Tucumán fueron las que mejor se adaptaron a las transformaciones en la educación superior.
La Reforma se fundó en la Universidad Nacional de Córdoba. Ya se habían registrado antecedentes en Buenos Aires de abusos de autoridad por parte de profesores, desactualización en los contenidos y el reclamo de una modificación en los sistemas de exámenes.
El inicio estuvo dado por un doble reclamo: la supresión del internado del Hospital de Clínicas que servía de vivienda a alumnos de escasos recursos, y la modificación del régimen de asistencia a clase. El Comité Pro-Reforma, que pronto se transformaría en la Federación Universitaria de Córdoba, al no obtener respuestas se declaró en huelga general. Se intervino la universidad por el Ejecutivo Nacional que designó a José Nicolás Matienzo. Matienzo elaboró un proyecto de reforma.
“Ahora advertimos que la reciente reforma, sinceramente liberal, aportada a la Universidad de Córdoba por el doctor José Nicolás Matienzo, sólo ha venido a probar que el mal era más afligente de lo que imaginábamos y que los antiguos privilegios disimulaban un estado de avanzada descomposición. La reforma Matienzo no ha inaugurado una democracia universitaria; ha sancionado el predominio de una casta de profesores”. Así evaluaba el Manifiesto Liminar la propuesta. El manifiesto fue escrito por Deodoro Roca y firmado por los miembros de la comisión directiva de la Federación Universitaria de Córdoba.
El 15 de junio los estudiantes retomaron la huelga luego de realizarse la Asamblea Universitaria que elegiría representantes. Una vez más la Iglesia Católica operó para que el candidato que defendía sus intereses obtuviera ventajas en la elección. Continuas movilizaciones estudiantiles hicieron que los reclamos se extendieran al resto de las llamadas academias. La resistencia hizo que la reforma llegara.
Los principales ejes del cambio fueron:
· Co-gobierno: los órganos colegiados compuestos no solo de profesores, sino de estudiantes y graduados. Defensa de la autonomía.
· Modificación de los planes de estudio que estaban en sintonía con los mandatos eclesiásticos.
· Renovación de los docentes a cargo de las cátedras. Períodos determinados.
· Docencia Libre (libertad de enseñar y aprender) y asistencia voluntaria de los alumnos a los cursados.

En El radicalismo argentino 1890-1930 David Rock asegura que los orígenes del cambio fueron la tensión entre la elite criolla y los nuevos grupos por el acceso especialmente a las profesiones liberales. El autor señala que el radicalismo debió garantizar concretar los "objetivos más metafísicos" de los estudiantes. “Lo que estaba ocurriendo era un efecto previsible de la ampliación del sufragio de 1912”.
Néstor Kohan, investigador y docente universitario, revela otro análisis en una intervención que realiza en la Facultad de Humanidades de Rosario. La Reforma del ´18 es parte del primer marxismo latinoamericano de la generación del ´20 y el ´30. Para Kohan las versiones de la reforma que han sobrevivido son de carácter liberal democrático y laicista. “Me parece que en la conformación original de la reforma Universitaria ésta corriente no era la única; al lado convivía otra de un profundo carácter latinoamericanista, antiimperialista”. Esta perspectiva era que la encarnaba Deodoro Roca, y que se extendió por América de la mano de Julio Antonio Mella y José Carlos Mariátegui.
Aquel Deodoro en Córdoba era un referente del modernismo literario. Kohan sostiene que en este hombre, "convivían una prédica antiburguesa, anticapitalista, no sólo en términos de explotación. El burgués no sólo era sinónimo de explotador, sino también de mediocre, de rutina, de burocracia".
Los debates actuales en la universidad argentina versan sobre la constitución de los órganos de gobierno.
Como si la reforma aun no hubiera pasado de moda.
El reclamo del estudiantado de la Universidad de Comahue (Rio Negro y Neuquén) se asienta en cuatro puntos: claustro único docente, aumento de la representación estudiantil, defensa y reafirmación del co-gobierno y la democratización de todos los espacios de la universidad. Este es el contenido de la propuesta de democratización votada en la Federación Universitaria del Comahue. A esto hay que sumarle el rechazo al rector electo de forma ilegítima violando las normas estatutarias.
En una nota de opinión escrita para el diario La Nación Luis Alberto Romero retoma el tema de la democratización y habla de una primacía del conocimiento. "La Universidad se funda en la desigualdad funcional y la jerarquía. La Universidad reúne a quienes enseñan y a quienes aprenden- aclara y agrega- aunque eventualmente se aprende al enseñar, y también se enseña aprendiendo, la relación principal no cambia".
"La clave de los problemas que hoy aquejan a la universidad está en muchos de sus profesores y en una creciente desnaturalización de sus funciones", afirma el autor de Breve Historia Contemporánea de la Argentina. El Manifiesto Liminar diría que esto tiene mucho olor a Matienzo.
Aquella "cultura académica docente" que demanda Romero, ¿resuelve los problemas de la educación superior?, ¿por qué no habla del presupuesto nacional destinado a educación, de la Ley de Educación Superior, de la CoNEAU?, ¿de los profesionales que se forman, del financiamiento de las empresas, de la libertad de investigación científica?, ¿Por qué no defender la causa de la democratización si consolida la democracia republicana?, ¿O la democracia republicana se vueleve peligrosamente anti-representativa cuando la asume el conjunto de los estudiantes?
“Los dolores que quedan son las libertades que faltan” arengaba Deodoro allá lejos y hace tiempo.
*Fotografía: toma de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires en noviembre de 1919.
*Aclaración: la nota de Luis Alberto Romero fue publicada en el diario La Nación, pero frente a las dificultades para establecer enlaces voy a mandar la dirección para aquel que la quiera leer completa. Se llama Democratizar la Universidad http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=810049.

SOLILOQUIO DE



el colectivo Indalo/*

Carcamán yo, ja. Yo tengo chapa. No como esos bondis porteños de letras ornamentadas, virgencita en el espejo y para el bolso de la dama y la billetera del caballero.
Yo soy Indalo, soy marca.
Después de salir del pozo del infierno que fue El Ñandú, Lanin, Conosur dieron a parar con un servicio de categoría y eso les jode. Entonces empiezan las quejas cotidianas:
· ¿Por qué no tengo asiento en el colectivo? Me rezongan las viejas y susurran las mujeres adultas. Que barbaridad, que terrible, épocas las de antes. Cuando vieron que un chico le cediera gentilmente su lugar a alguien antes de hacer la gran “estoy dormido contra el vidrio mientras de reojo veo la situación”. Señores, por favor. No me puedo hacer cargo de las sensibilidades colectivas. Lo que más disfruto es el momento en el que doblo en alguna esquina y nuestra anciana, que nunca está lo suficientemente sujeta a la baranda, cae desparramada sobre algún ser cual si fuera bolsa de papa.
· ¿Por qué nunca puedo encontrar un comercio que me venda tarjetas magnéticas Microcard? En realidad, no es que no haya expendios de tarjetas es que la gente no camina y busca. Siempre se arma rosca porque sube un alma en pena sin tarjeta, pero con dinero para pagar un pasaje. Recurre a la voluntad popular de que le vendan un boleto que a veces funciona, y otras se baja como subió. No falta el que no encuentra la tarjeta, o el que parece que la tenía adentro del zapato y la arrugó tanto que no marca. De vuelta nuestra anciana que pone la tarjeta al revés y “esto no funciona, que pasa, que pasa (el segundo ya con tono de mire que me estoy poniendo nerviosa)”. El pequeño que le pide a la madre con una fuerte dosis de caprichosismo, “yo quiero poner la tarjeta ma. Yo, dejame”
· ¿Por qué el monoviaje (tarjeta con la que solo puedo hacer un viaje) cuesta $1.10 si el pasaje vale $0.98 y encima el resto ($0.12) no lo puedo usar para completar otro viaje?
Están hablanfo con el grupo Indalo una empresa privada con capitales que vienen del más allá. No me puedo atrever a generar pérdidas. Sería un desvergonzado, el peor en mi especie. Una suerte de prostituta gratuita, un banco no usurero, un Evo Morales del transporte. Empezarían las dudas sobre el origen de mi color rojito punzón.
· ¿Por qué viajamos todos apretados como en una lata de sardina, en especial en el 8, el 1A y B, el 9, 5A y B, 10 y 11?, ¿Por qué no hay más “unidades”? Las “unidades” como nos llaman los burócratas del municipio y los pasajeros comunes y corrientes prestamos un servicio. Es obvio que nuestros compañeros 8 y 9 que van por esos barrios periféricos atestados de gente desesperada por llegar al centro, deben subir a la manada. El pobre 5B se recorre la Richieri entera, sale hasta el puente, pasa por el centro sube por la Antártica y la gente espera llegar enseguida. Si no los alzas cuando vienen corriendo te protestan a las puteadas. Se suben y a continuación la clásica….
· ¿Por qué el colectivero sube gente hasta que nadie puede moverse ni respirar? Pónganse de acuerdo che. Si no los llevo el colectivo es una mierda, de esa empresa de mierda que seguro tiene algo ahí con el Pechi y que barbaridad y que terrible de nuevo. Se inician las peleas. Que vos que no ves que encima que te suben te quejas (grita el del fondo). Pero que me decís hermano no ves como estoy agarrado (grita el de adelante que esta apoyado sobre las espaldas de otro). Se involucra el mediador (siempre mujer) que llamará al respeto y a que se tranquilicen todos. Refunfuñan por lo bajo. Bien que el roce les gusta, por placer o por hurto.
· ¿Por qué está tan sucio y tiene asientos tan duros, rotos y algunos dispuestos de forma enfrentada? Vengo de fábrica y trato de conservarme. Yo no cuestiono porque me tocan tantas veces el timbre, ni rezongo de los niños que se sientan en mis escalones mientras ponen sus enormes mochilas o juguetes. O el que me deja el chicle pegado. La que se duerme y babea. El que se compró el supermercado y pretende subir el carrito y todo. Me molesta el pirí pipi del celular, el que se pone a charlar con el de al lado a los gritos para que todos se enteren de sus hazañas y lo bien que le va en la vida. La parejita que se mima a escondidas, el cara de malo que te mira desde el último asiento, la irrenunciable anciana que le pregunta al chofer si llegamos al hospital.
Este es la grotesca confusión en la que me veo involucrado y que hasta tiene difusión propia. Hola con el programa de Pancho Casado. Habla la abuela Nélida. Hay Pancho, tenes que venir al barrio para ver como estamos viajando. Somos a- ni-males. Que barbaridad, que terrible. ¿Nadie va a hacer nada?

*Indalo presta el servicio de trasporte público de pasajeros desde el 01/12/1998. Desde esa fecha ha tenido dimes y diretes con la municipalidad, en la que busca cobijo para asegurar sus ganancias. La gestión política local utiliza a la empresa como vagón de carga gratuita para los seudo- actos patrióticos y días de. Ha subido el precio del boleto, ha reclamado subsidio para el combustible y ha amenazado con renunciar a la prestación una y mil veces.

2.5.06

Disturbios. Cuando el des-orden es la consigna



La extraña dama: feminismo y lesbofeminismo
* Alborotemos los cuerpos, la mente,
las lenguas y las calles

Todas mujeres. Las muchachas de la Colectiva Feminista “La Revuelta” y las de “Fugitivas/Trolas del desierto” sacuden la virilidad del patriarcado y la heteronormatividad.

NI DIOS, NI AMO, NI MARIDO, NI PATRÓN /
NI DIOS, NI AMO, NI MARIDO, NI PARTIDO: la crítica

El lugar de encuentro es el gremio ATEN (Asociación de Trabajadores de Neuquén). Con la revoltosa, Ruth Zurbriggen, nos encontramos un jueves en la seccional capital. Temprano, con el frío de otoño que es difícil de describir. Tomamos café caliente, mientras observo la brujita que le cuelga del cuello símbolo de la rebeldía y el castigo inquisidor.
El lugar de encuentro es el gremio ATEN. Con las fugitivas, Valeria Flores y Macky Corbalán, nos encontramos un sábado a la tarde en las oficinas de la calle Alcorta. Hay un sol encendido, sopla una brisa neuquina y de nuevo el frío del otoño que no se explica. Interrumpo sus preparativos para una charla sobre lesbofobia que esta a punto de comenzar.
Hablamos acerca del orden y el siempre posible des-orden. Enseguida surge la categoría marxista de la división de clases, pero resulta insuficiente. “El orden se basa también en un sistema profundamente patriarcal- manifiesta Ruth- El sistema patriarcal nos ubica siempre en dependencia de los varones. Siempre como cuerpos accesibles”. Hasta ahora tenemos división de clases, patriarcado, división de géneros. “El género es una construcción cultural”. La intervención de las fugitivas es acertada. La cuestión de género encierra el binomio: varón/mujer, la presunción de heteronormatividad. “Nosotras somos lesbianas y feministas, sino lo decimos todo el mundo va a presumir que somos heterosexuales”, expresa la fugitiva Valeria. Su compañera Macky reafirma“militamos políticamente, vivimos lo que estamos diciendo”. Ruth cierra el concepto: “la heteronormatividad lo que hace es poner el lugar de la sexualidad de las mujeres en la reproducción”.
El des-orden en el imaginario de las fugitivas es todavía difuso en términos acabados. Una de las chicas que está por participar en la charla, se integra en la conversación con un comentario lúcido: “estamos haciendo el camino, vamos proyectando a medida que avanzamos. Nuestro camino le servirá a las que vienen detrás”. Valeria subraya este planteo de trabajar desde el hoy, desde el activismo que humaniza, la lucha política y el placer, la emoción y la pasión. En donde el sexo no se reduzca a lo genital y no sea fundamento de desigualdades.
Las dos organizaciones coinciden en un punto: cualquier mundo imaginable es aquel en donde no exista la explotación. “Las diferencias entre las personas sean tratadas como diferencias y no como desigualdades. En esta súper explosión de géneros que hay en la sociedad, pero que la propia sociedad por heteronormativa se niega a mirar debería tener los mismos derechos, igualdad de derechos respetando las diferencias”, sostiene Ruth Zurbriggen.

EL PEZ POR LA BOCA MUERE: la contra indulgencia
Los discursos sociales que circulan en relación a sobrestimular lo masculino personifican una de las primeras barreras a sortear. Desde la discusión cotidiana de “qué vas a saber vos, si sos una mujer”, hasta el “pongamos huevo, saquemos a esta yuta hija de puta, o el vamos a coger a Sobisch” de las marchas. “Ni siquiera usan vaselina para decirlas”, sentencia con fiereza Zurbriggen.
“La Revuelta” es una organización que tiene amplia participación en los movimientos sociales de Neuquén. En su mayoría lo conforman maestras que militan también en el gremio docente provincial. Ruth cuenta que provenían de militancias de partidos de izquierda con rígidos lineamientos. Ya no se sentían contenidas y empezaron las controversias “¿Por qué nos quedábamos nosotras limpiando las salas?, ¿porqué de treinta que había en la dirección nacional del partido solo tres éramos mujeres?, ¿Por qué las reivindicaciones de las mujeres nunca son objeto de trabajo en los partidos de izquierda?, ¿Por qué si la compañera aborta nadie en el partido debe enterarse, cuando en realidad parece que ese partido defiende el aborto legal?”
“Intransigencia semántica”. Así define la revoltosa el nexo de ida y vuelta con sus compañeros de militancia. Esto sucede tanto dentro de ATEN, como en otras manifestaciones por ejemplo la defensa de Zanón bajo control obrero.
“Las fugitivas/trolas del desierto” se constituyó como tal hace dos años y medio como grupo de reflexión y lectura. Hasta ese momento no eran visibles, las lesbianas neuquinas no tenían rostro. El debate se intensificó, las experiencias de todas enriquecían la mirada, y la necesidad de ver la luz era una urgencia. Muchas de las chicas no pudieron hacer ese proceso para nacer públicamente como lesbianas, pero siguen colaborando desde su lugar. Macky confiesa su propia ansiedad, “todo depende de cuanto te urge la libertad”.
La intervención en los movimientos sociales de Neuquén de las lesbianas/feministas busca tomar los reclamos sociales y articularlos con los propios. De hecho el volante que repartieron en la última marcha del 24 de marzo denunciaba esta situación. “¿Por qué seguir con la homofóbica expresión de “putos” para designar a genocidas y represores, cuando muchas maricas, tortilleras y travestis fueron perseguidas/os y forman parte de los 30.000 desaparecidas/os?”
Una joven fugitiva, que llega junto a otras para la charla, opina que la lucha de las lesbianas/feministas es vista como un frente de intereses individuales. Como si ellas solas fueran depositarias de su destino, alejadas de la masa social.
Valeria Flores responde con claridad y siempre manteniendo un gesto adusto. Pero en cuanto sale de la situación de entrevista se relaja, conversa con sus compañeras, toma mates y se ríe a gusto. Valeria, que al igual que Ruth y otras revoltosas es maestra, también vive el discurso sindical. “En el conflicto docente de este año- recuerda- la mayor parte de los discursos asocian exclusivamente incremento salarial con familia en el sentido tradicional”.

HECHA LA LEY, HECHA LA TRAMPA: los cuestionamientos.
La tolerancia cínica es una noción que pone de relieve la aprobación vacía de sentido. Macky señala que la tolerancia cínica se encarniza en frases como “Aceptamos que seas lesbiana, pero no lo muestres o no lo hagas”. Las fugitivas reivindican la diferencia no quieren homologarse a las instituciones heterosexuales.
Ellas analizan el caso de la presentación que fue aceptada por el Consejo Administrativo del ISSN (Instituto de Seguridad Social de Neuquén) para que un afiliado titular pueda incluir a su cónyuge (pareja gay). En uno de los artículos de esta resolución deja abierta la posibilidad para que se elabore un proyecto que extienda este caso a los de los afiliados, que mantengan una relación de concubinato con una persona de su mismo sexo. Esto significa un avance político importante. Valeria aclara, “el avance no tiene que paralizar una mirada crítica”.
Un caso similar es el de la unión civil. Para “Las fugitivas” hay una necesidad de alcanzar los cánones heterosexuales. “La pareja de dos, la decencia, la no promiscuidad”, agrega Macky. “Somos conscientes que los fundamentalismos están avanzando. Por eso planteamos la disidencia sexual, que implica correrse de la norma, y no la diversidad sexual que es solamente optar y sentir placer en esa desición como si no existieran los obstáculos”.
Ruth hace un análisis similar de la inclusión de los derechos reproductivos en la nueva Constitución Neuquina (reforma que se aprobó el 6 de octubre del 2004). “Junto con la ley el estado debe garantizar la formación e información necesaria para que las mujeres sepan que esas leyes existen. Hay una ciudadanía sexual”.

A LA MAESTRA CON CARIÑO: la revisión
Tanto Ruth Zurbriggen como Valeria Flores son maestras. Día a día tratan de incorporar su mirada acerca del mundo en una pedagogía que está impregnada de los conceptos patriarcales. Para la representante de “La Revuelta” es vital recuperar la genealogía de las mujeres. Un estudio intenso de la historiografía desnuda que: “Mariquita Sánchez de Thompson organiza en este país la primer marcha que se la considera la primer marcha feminista reclamando para que no se mate a una mujer que había sido condenada a pena de muerte. ¿Por qué no se enseña eso en las escuelas?, ¿A quién le sirve que eso no se enseñe?”.
En los colegios en los que trabaja Valeria todos saben cual es su orientación sexual, incluso sus alumnos. Ella hace referencia a las acciones cotidianas, por ejemplo cuando todos los varones se abalanzan para buscar una taza y las chicas se quedan sin ninguna. “Los problemas de matemáticas siempre hablan de obreros o de señoras que van a hacer las compras”.

MILITANCIA: la insurrección
“La vida me hizo feminista. Un hecho, una cachetada, un marido que te pellizca, un padre autoritario. Empezar a conversar esto con una te lleva a decir, ah pero a mi me pasaba lo mismo”. De esta forma comprende Ruth su ingreso al escenario feminista. Como organización aparecen públicamente por primera vez un 8 de marzo del 2001 como parte de una movilización junto a otras mujeres a Casa de Gobierno. Allí presentaron un documento. “A diferencia de otros ismos el feminismo revoluciona la vida personal de una persona”. “La Revuelta” combina el activismo, los escraches, los graffittis, la intervención con reflexión, formación, y producción propia (Sin Sostén).
“Las Fugitivas del desierto” tiene como objetivo afirmar la política de identidad de sus integrantes para alcanzar visibilidad (salida del armario). “Las Trolas del desierto” es según Macky: “la estética pendenciera, la ironía profunda, las boletinas. Nuestro mensaje resguarda una estética- política. Es artístico”. Las trolas se reapropian del insulto y lo resignifican. Lo mismo sucede con fugitivas. “En la época feudal los siervos se escapaban de su señores de a uno- argumenta Valeria- nosotras decimos que nos escapamos de a una de la heterosexualidad”.

HUMORADAS VAGABUNDAS: la provocación
El arte del graffiti es una práctica de la militancia. Así lo manifiestan tanto las revoltosas como las fugitivas (en su faceta de trolas). Un mano a mano de las muestras furiosas que revela el aerosol:
“autogestión es un placer, tóquese sin miedo” -Trolas del Desierto.
“un pene, cualquier pene, es miniatura” -La Revuelta.
“no a la hegemonía del pan dulce,
en esta Navidad elija una torta” -Trolas del Desierto
“manolo, manolo hazte la cena solo” -La Revuelta
“si el papa fuera lesbiana, yo me haría cristiana” -Trolas del Desierto.
“saquen sus rosarios de nuestros ovarios” -La Revuelta
“nosotras no parimos, nosotras lo decidimos” -Trolas del Desierto.
“mi cuerpo es mío” -La Revuelta
“soy la lesbiana con la que dormiste anoche y hoy no saludas”-Trolas del Desierto.
“detrás de un machista abandonado, hay una mujer feliz” -La Revuelta
“soy lesbiana, ¿y qué? -Trolas del Desierto
“si los platos limpios son de ambos, los sucios también” -La Revuelta
“la Virgen María era clitoriana. Sor Juana” -Trolas del Desierto.
“nada más parecido a un machista de derecha,
que un machista de izquierda”
–La Revuelta.
Un plus de dos frases imperdibles de las fugitivas/trolas que aparecieron en un volante y que merecen ser oídas: “menos la “norma” todas las demás son bienvenidas” y “Panadería las invertidas: menos miñón, flauta y felipe todas las variedades de torta.”

MUJER + MUJER: el asombro, la distancia, el consejo, la indiferencia, l….
“¿Qué es más interesante ser un varón público o una ama de casa?”, se pregunta la integrante de la colectiva casi como una pregunta retórica. De nuevo los valores masculinos como estereotipos de grandeza y éxito.
Dentro de estos motes es que se configuran los vínculos entre mujeres lesbianas y heterosexuales. Valeria, como maestra lesbiana, destaca que muchas de sus compañeras la ven como una persona valiente, “se animó y lo confesó”. Otras toman distancia. La peor situación se da con las que prefieren la posición del silencio. “Pareciera que nunca les hubieras contado, porque ni te preguntan. Cómo le preguntan a las otras por sus maridos a mi no me dicen nada”. Por supuesto que en el trayecto se tropieza con personas con las cuales mantiene una buena relación.
Ruth, como maestra feminista, manifiesta que el trato con otras mujeres depende del contexto. Con las compañeras dirigentes que ilustran sus discursos con expresiones fálicas y masculinas hay una relación tensa. “Cuando nos acercamos y les decimos cosas nos dicen, hay ustedes son unas exageradas, hay ustedes siempre mirando todo”. Con la vecina a la que le pedís cebolla porque estas preparando un tuco es distinto. “Capaz que le decís algo que la deja pensando y al tiempo te pregunta, ¿vos estas con eso de las mujeres, no me ayudas en tal cosa?”. Por último, las maestras compañeras de colegio. “Discutís, no te saludas por tres días y después volver a recomponer la relación”.
*La historieta que ilustra este artículo pertenece a una de las integrantes de Fugitivas del Desierto. Fueron publicadas al revés, la primera que aparece es la segunda parte.
Para más información sobre las chicas de "La Revuelta" ver el suplemento Sin Sostén en el diario 8300. Para más información sobre las chicas de "Fugitivas/Trolas" pueden pedir en Casa Marx (Diagonal Alvear 276- Neuquén )su publicación "La sociedad de las extrañas".

(paréntesis) miradas macro desde un sillón micro



El pacto interclasista que reproduce al capital: trabajo doméstico
Cría cuervos que te sacaran los ojos
La sociedad patriarcal enseña a las mujeres, a las de ayer y hoy, que su trabajo por obra de la naturaleza o mandinga está en el hogar. En ese espacio es donde reciben, atienden y sostienen a la fuerza de trabajo explotada (sus maridos), siendo ellas también parte indispensable de esa explotación. Los empleos por fuera del ámbito familiar han servido para que la mujer logre una tibia independencia, pero aún permanece cautiva de las ollas y el plumero.

“La división sexual del trabajo no sólo diferencia las tareas que hacen hombres o mujeres, además confiere o quita prestigio a esas tareas y también crea desigualdades en las recompensas económicas que se obtienen”. Estas palabras son las que utiliza Nuria Varela en el capítulo número ocho de Feminismos para principiantes, con el fin de describir el lugar social de la mujer en la economía. Allí la autora reflexiona acerca de cuanto cuesta el bienestar de algunos. Estos algunos es el sistema patriarcal en su conjunto. ¿Qué es lo que verdaderamente representa para el capitalismo el trabajo doméstico?
En primer término se debe diferenciar trabajo de fuerza de trabajo. La fuerza es la capacidad que tiene el ser humano para trabajar. La mercancía que ofrece a cambio de un salario. El trabajo es un concepto superador. Karl Marx (1818-1883) lo definía como el proceso de intercambio entre la sociedad y la naturaleza. La reducción del trabajo al empleo destaca el valor de cambio de las mercancías, de este concepto proviene la invisibilidad del trabajo doméstico. No hay paga, no es trabajo.
El valor de la fuerza de trabajo de un trabajador se calcula como tiempo de trabajo socialmente necesario para su reproducción y la de su familia. Es decir, la teoría del valor del marxismo destaca que el empleado recibe una paga para poder satisfacer sus necesidades y continuar vendiendo su capacidad de trabajo. Este fenómeno se conoce como plusvalía, el patrón se apropia del valor del trabajo realizado que contiene un producto y solo paga el valor de la fuerza de trabajo (tiempo de trabajo socialmente necesario). El marido ejerce la plusvalía emocional con su esposa, se apropia de sus cuidados y de las tareas que ella desarrolla en el hogar.
La invisibilidad del trabajo doméstico no sólo se extiende al campo laboral o de la producción. También se revela en el mercado. El intercambio se produce entre oferentes y demandantes que llegaran a un acuerdo, luego de una decisión individual y razonada. Allí también se oculta el trabajo doméstico. Se entiende que su rol puede ser como demandante, entonces se analiza cuanto puede desear consumir. En el caso de ser oferente su labor siempre se mantiene detrás del trabajo de algún gran hombre. La invisibilidad está acompañada de una construcción social acerca del hogar y sus connotaciones. El discurso del patriarcado envuelve al discurso de la casa con los velos del amor maternal, sincero y existente, para así naturalizar la explotación.
Se produce un doble juego. El capitalismo, desde un enfoque económico, desconoce la labor de la mujer en el hogar. Pero, la necesita porque garantiza que los hombres reciben las atenciones necesarias para continuar ofertando su mercancía. El patriarcado, desde un enfoque social/cultural, necesita de una señora en la casa. “Es como una alineación de nosotras mismas en aras del amor, y tanto éste como el poder dar vida son los dos bienes disponibles que el hombre utiliza de forma individual y colectiva para seguir dominando a las mujeres- afirman los autores de Hacia una Pedagogía de las experiencias de las mujeres- bienes que son totalmente insustituibles en el proceso productivo y por tanto determinantes en última instancia”.
El trabajo en la esfera doméstica es indispensable para el funcionamiento del patriarcado, ya sea en los casos que las mujeres realicen ellas mismas las tareas domésticas o contraten a otra persona (casi siempre mujer) para que las haga. La historia ha dado ejemplo de esto. En los inicios de la Revolución Industrial, explica Heidi Hartman, el pacto interclasista se selló con el salario familiar. Los patrones querían que las mujeres de los obreros fueran empleadas de las fábricas (que de hecho muchas lo hicieron), pero los obreros no quería que sus mujeres estuvieran fueran del hogar. El salario familiar, como parte del sueldo, representa el acuerdo acerca del lugar social que ocupan las mujeres.
El hogar encierra dos círculos: el económico y el afectivo. En su faceta más tradicional se lo vincula a la pareja y a los hijos por la presunción de heteronormatividad. Las familias, los roles, los hogares han mutado. En el siglo XXI son recurrentes las manifestaciones acerca de las amplias victorias femeninas en espacios laborales. Lo que se omite decir es que la explotación se desdobla: el trabajo fuera del hogar y dentro del hogar. “No basta con que las mujeres tengamos una independencia económica y profesional en el ámbito de lo público; no basta con que los hombres compartan el trabajo doméstico; es necesario que nosotras tengamos una independencia en el terreno de la privacidad individual en la que no ejerzamos de madres ni de esposas ni de amantes, sino de mujeres emocionalmente evolucionadas dedicadas también a nuestras necesidades, proyectos y deseos personales”, concluyen los autores de Hacia una pedagogía de las experiencias de las mujeres.

*Las historietas que ilustran este artículo pertenecen a Joaquín Salvador Lavado (Quino).

27.4.06

SOLILOQUIO DE


un maniquí de vidriera

Soy un ser absolutamente penetrable.
Me manosean, me exhiben, me prueban y yo me dejo. Ya no se quién me gobierna, pero debe ser astuto pues ellas me miran con recelo. Sospecho que debe ser por mi contorno, mi rigidez, mis encantos.
Soy un armazón hueco, permeable. Me husmean a cada rato, porque nunca salgo con la misma prenda. Ellas me vomitan creyendo que así van a liberarse, y no hacen otra cosa que alimentarse cada vez más de mí. Saborean, sin protestar, cada platillo que se sirve en el banquete de la moda. Desde la entrada hasta el postre.
Su espejo cotidiano es el escaparate. Mi prisión domiciliaria y su responso del consumo. Intentan operarse de las tapas de revista, mientras se inyectan el botox de la belleza del dolor.
Ellas se obsesionan con mis talles. Y aunque en el fondo sienta pena no puedo expresarla. Carezco de gestualidad propia, y ni siquiera puedo guiñarle el ojo a algún hombre. Con mis amigas nos juntamos seguido y mutuamente envidiamos nuestros trajes. Envidiamos nuestra suerte de ser eternamente jóvenes y perfectas.
Soy una figura porosa. Aunque mi piel no tiene pasado. Lo único que pasa en mí son las colecciones de estación.
Me encarné en un traje que ya no quiero usar.
De todas formas si me voy, encontraran quien me reemplace. Me reproduzco en cantidad, y todavía hay en stock.